Declaración de Cochabamba 2023 a propósito de la estrongiloidiasis, contra el microgusano del barro: es hora de actuar

Autores/as

  • Laurent Gétaz Hospital Universitario de Ginebra, y Facultad de medicina de la Universidad de Ginebra, Suiza

DOI:

https://doi.org/10.47993/gmb.v46i1.644

Resumen

El quinto congreso internacional de infectología se celebró del 15 al 17 de febrero de 2023 en Cochabamba, en el que se organizó un simposio sobre la estrongiloidiasis sobre el tema: “Es hora de actuar”.
Es en esta ciudad de los valles interandinos, situada a 2.500 metros, con un clima templado, que se demostró por primera vez que este parasito tropical y subtropical se transmite también a una altitud tan elevada.
La estrongiloidiasis, causada por el Strongyloides stercoralis, o más simplemente denominado “microgusano del barro”, es la helmintiasis intestinal más frecuente y grave en las regiones de Bolivia donde se investigó. La estrongiloidiasis, una de las enfermedades tropicales desatendidas más olvidadas, suele permanecer paucisintomática durante décadas en personas inmunocompetentes, pero provoca hiperinfestaciones parasitarias con altas tasas de mortalidad en individuos inmunodeprimidos. Las larvas se multiplican en el intestino, atraviesan la pared intestinal diseminándose a todos los órganos, y transportando en los vasos sanguíneos bacterias fecales, causando sepsis severa. Los corticosteroides, aun prescrito a corto plazo, son uno de los principales factores de riesgo de progresión a síndrome de hiperinfestación y estrongiloidiasis diseminada.
Estos últimos años, se ha demostrado que la estrongiloidiasis es altamente endémica en Bolivia: 20% de las personas en alto riesgo de complicaciones son infectados en los departamentos de Cochabamba y Santa Cruz. Se demostró la presencia del microgusano del barro también en el Chaco y en el departamento de La Paz. En otras regiones faltan datos epidemiológicos.
La enfermedad afecta a las personas que viven en las regiones endémicas. Pero también debido a las migraciones internas, las personas que viajan o trabajan en regiones endémicas pueden infectarse y quedar infectadas de por vida cuando regresan a regiones del Altiplano.
La falta de sensibilidad de las pruebas coprológicas habituales ha contribuido a mantener esta enfermedad desatendida. Para diagnosticar este parásito, deben combinarse técnicas específicas de análisis de heces, como la técnica de Baermann, y la serología. Para la técnica Baermann, todo el equipo necesario está disponible y se fabrica en Bolivia. Para el reto del tratamiento, se ofrece una solución muy accesible: la ivermectina es el antiparasitario de primera elección. Es un medicamento barato, eficaz, disponible en Bolivia y con muy pocos efectos secundarios cuando se prescribe a la dosis adecuada.
Participantes en la mesa redonda, implicados desde varios años en la mejora del conocimiento de esta enfermedad en Bolivia, y participantes al simposio, son signatarios de esta declaración, que propone un planteamiento en 4 etapas que ayudará a lograr el objetivo del control de la estrongiloidiasis. 

Métricas

Cargando métricas ...

Biografía del autor/a

Laurent Gétaz, Hospital Universitario de Ginebra, y Facultad de medicina de la Universidad de Ginebra, Suiza

Servicio de medicina tropical y humanitaria

Publicado

2023-06-19

Cómo citar

1.
Gétaz L. Declaración de Cochabamba 2023 a propósito de la estrongiloidiasis, contra el microgusano del barro: es hora de actuar. GMB [Internet]. 19 de junio de 2023 [citado 15 de julio de 2024];46(1):123-4. Disponible en: http://www.gacetamedicaboliviana.com/index.php/gmb/article/view/644

Número

Sección

Comunicaciones breves